GETAFE

gallery/facebook (1)
gallery/twitter (1)

Opinión en Libertad

gallery/logo-web250-88

"La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida"

gallery/logo-web250-88

"La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida"

Hola,

 

Escribo esto para ti. Sí, no me he equivocado, te escribo a ti, te escribo a ti con la intención de que no ocurra lo que me temo que pasará tarde o temprano.

 

Me estoy dando cuenta de que el mundo se está volviendo loco, la gente está dejando de vivir. Cada vez la gente pasa más de todo, no piensa, no cree, no siente, no vive. La sociedad está cambiando, nadie hace nada por intentar vivir de verdad. Todos hacen las cosas a desgana, o porque toca, pero nadie piensa en el porqué de hacer esas cosas. El más claro ejemplo de esto lo veo todos los días cuando voy al colegio. “Ahora toca plástica, qué asco, esto no sirve para nada.” Comentarios como este los oigo cada día y me hacen pensar. ¿Cómo que no sirve para nada? Entonces por esa regla de tres las matemáticas, la lengua la física, el inglés… Tampoco sirven para nada. “Pero eso es más importante, porque luego puedo trabajar en algo que me haga ganar mucho dinero.” Y en ese momento me doy cuenta de que esa persona ha perdido la vida. No la vida como tal, como te explica la biología, la vida de verdad, la que te hace ser quien eres. En el momento en el que te pones a pensar en el dinero, y dejas de lado tus gustos, tus necesidades de hacer el mundo un poco mejor, dejas de vivir.

 

Te recomiendo una cosa, haz lo que te guste, haz el mundo más feliz, intenta ayudar al resto. Recuerda que la felicidad es necesaria para vivir. Piensa en los demás pero no dejes de pensar en ti.

 

Me voy a permitir recomendarte otra cosa. Esto igual es un poco más fuerte, pero necesito tu ayuda y tus ganas de vivir. Te voy a recomendar lo único que puede salvar el mundo: Cristo. Sonará fuerte, lo sé. Pero no te asustes, no tengas miedo, ten fe.

 

Hacer las cosas a desgana, como decía antes, solo es una consecuencia de la falta de fe que hay en el mundo. Nadie tiene una meta en la vida. Porque no tiene sentido vivir si después de la muerte no hay nada. Estamos creados para la vida, pero la vida de la que hablo no es la terrestre, es la vida del cielo; la vida eterna. Entiendo que te cueste entender esto, ¿para qué necesito a Cristo para ser feliz? Por una sencilla razón, porque te ama. Pero, ¿hay amor más grande que, alguien justo, Dios mismo hecho Hombre, entregue toda su vida por ti? Yo contesto por ti, no. Él dio la vida por todos los que le aman y todos los que no. Incluso por los que lo mataron. Y por eso te digo que todos somos incapaces de amar plenamente si no tenemos a Dios en nuestras vidas. Voy a explicar esto de una manera fácil; yo no te amo por mi sola, yo te amo porque Dios me ama a mí y, por lo tanto, te amo.

 

Para concluir te pido una última cosa. ¡Sé feliz! ¡Sé plenamente feliz! Y deja esta carta a alguien que creas que la necesita.

 

Con cariño y amor pleno. Tú amiga.

 

Felicidad

 

 

Sé Feliz

reflexión

gallery/serfeliz

Por: Patricia Tolosa López de Aguileta

www.000webhost.com